El Ozono en la Desinfección. Coronavirus de Wuham y Ozono

El coronavirus detectado en Wuhan (China), ha generado una gran cantidad de titulares y ha ocupado prácticamente todos los espacios posibles en los medios de difusión masiva de los diferentes países. La amenaza y el peligro que supone, lo ha hecho el centro de atención de todos. Aunque este tipo de coronavirus es casi letal, lo cierto es que no todos los coronavirus son peligrosos y se pueden tratar de forma eficaz. Se conoce, que la mayoría de las personas contraen en algún momento un coronavirus, generalmente durante su infancia.

Actualmente, aún no se conoce de tratamiento efectivo ni de una vacuna que permita su erradicación, por lo tanto, lo que queda por hacer es tomar medidas de prevención y para esto seguir las orientaciones de la Organización Mundial de la Salud OMS. En los lugares cerrados y/o con alta afluencia de personas, son donde más atentos y exigentes debemos ser.

¿Qué es el coronavirus?

El nombre de este virus está dado por su aspecto muy parecido a una corona o un halo. Es un tipo de virus presente tanto en humanos como en animales. Los coronavirus son una familia de virus, de la que se comentó por primera vez en los´60, cuyo origen es aún desconocido. Los conocidos refriados y otros síndromes respiratorios grave (una neumonía), son algunas de las consecuencias de un coronavirus.

La familia Coronaviridae pertenece al Orden de los Nidovirales, dentro del Grupo IV (Virus ARN monocatenario positivo). Estos virus tienen genomas grandes de ARN y presentan una alta tasa de mutación y recombinación debido a su estructura y forma de replicación,lo que hace que la evolución del virus y la formación de nuevas cepas se rápido.

Los coronavirus: el SRAS-CoV (síndrome respiratorio agudo y grave), el MERS-CoV (síndrome respiratorio de Oriente Medio) y el actual 2019nCoVEn, han causado tres brotes epidémicos en los últimos años. En los casos de neumonía de Wuhan ya superan a los de la epidemia de SRAS, la tasa de mortalidad es baja.

El ozono como desinfectante

El ozono, es uno de los más potentes oxidantes que se conocen, debido a que es capaz de eliminar virus y un amplio rango de otros microorganismos contaminantes presentes en el aire, como también la aparición de olores desagradables. El ozono no tiene límites en la cantidad de especies de microorganismos que puede erradicar, debido a que dado actúa sobre estos a varios niveles.

Su principal modo de acción es la oxidación directa de la pared celular. Esta oxidación causa la rotura de la pared, lo que provoca que los constituyentes celulares salgan al exterior de la célula. Por otro lado, la producción de radicales hidroxilo, que ocurre por la desintegración del ozono en el agua, provoca un efecto similar.

Además de los daños producidos sobre los microorganismos por la oxidación de su pared, el ozono también causa daños a los constituyentes de los ácidos nucleicos (ADN y ARN). Este efecto tiene como consecuencia la ruptura de enlaces carbono-nitrógeno, provoca una despolimerización, de especial interés en el caso de desactivación de todo tipo de virus. Esto hace que los microorganismos no sean capaces de desarrollar inmunidad al ozono como lo hacen frente a otros compuestos.

Sin duda alguna, el ozono es eficaz en la eliminación de bacterias, protozoos, virus, nematodos, hongos, agregados celulares, esporas y quistes. Además, actúa a menor concentración y con menor tiempo de contacto que otros desinfectantes.

Efectividad del Ozono

Según la OMS, el ozono es el desinfectante más eficiente para todo tipo de microorganismos. En el documento emitido por OMS se enfatiza que el ozono, en concentraciones de 0,1-0,2 mg/L.min, se consigue una inactivación del 99% de rotavirus y poliovirus, entre otros patógenos estudiados, pertenecientes al mismo Grupo IV de los Coronavirus.

Los usuarios con un sistema inmunitario más débil como los niños y personas mayores, son considerados población de riesgo ante el impacto de cualquier microorganismo en el aire . Esta realidad nos obliga a ser más exigente con los procedimientos de limpieza e higiene, en los que cobra una gran relevancia el ozono por el amplio espectro de acción que tiene como desinfectante, aún más en el caso de esta cepa de coronavirus de Wuhan, que no se elimina con los tratamientos convencionales de desinfección.

Los virus, hongos y bacterias, como las cepas resistentes a los antibióticos, cuando se encuentra fuera del hospedador son muy vulnerables debido a su naturaleza. Esto hace que eliminarlas, sea un procedimiento fácil. Para esto es muy efectivo realizar la desinfección con ozono, que puede llegar a eliminar sus esporas.

Se ha demostrado que el empleo del ozono logra eliminar, entre otros muchos, el virus del Ébola en aire. Además, se conoce que el ozono es por lo menos, diez veces más potente que el cloro como desinfectante. Recordemos que, según la OMS, el ozono es el desinfectante más eficiente para todo tipo de microorganismos. Esto significa que el empleo de ozono, en agua como en aire, es sumamente beneficioso para la desinfección, incluso más que otro tipo de productos. Las razones están es su eficacia, en su rápida descomposición y que no deja residuales peligrosos.

El ozono como viricida

Hoy sabemos por el Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) que, “Los virus encapsulados son susceptibles a una amplia gama de desinfectantes hospitalarios utilizados para la desinfección de superficies duras no porosas. En contraste, los virus desnudos son más resistentes a los desinfectantes.”

Por otro lado la Agencia de Protección Ambiental (EPA) de Estados Unidos tiene elaborado un listado de los desinfectantes que especifican en su etiqueta su eficacia contra virus desnudos (norovirus, rotavirus, adenovirus, virus de la poliomielitis). Estos productos también son capaces de inactivar tanto virus envueltos como desnudos, gracias a amplio espectro antiviral .

El ozono no puede ser envasado debido a su naturaleza, ni comercializado de la forma en que se hace con otros productos. Es por esta razón que no está incluido en esta lista ni podrá estarlo, aunque sabemos de su capacidad viricida y que es muy superior al cloro, el desinfectante más utilizado. El ozono es utilizado como biocida hace décadas.

Con la entrada en vigor del Reglamento para Productos Biocidas (BPR, por sus siglas en inglés) en la Unión Europea, se ha reconocido al ozono como biocida para distintos usos, como desinfectante de superficies en contacto con productos alimenticios.

En la tabla 1 se podrán observar los resultados de distintos estudios sobre la capacidad de destrucción del ozono de determinados virus.

En esta tabla están incluidos los virus desnudos contemplados por la EPA según su eficacia como desinfectante de un producto: rotavirus, dentro del grupo de los virus entéricos, así como el virus de la poliomielitis, del mismo grupo, en el que están incluidos, asimismo, los coronavirus.

TABLA 1: RESULTADOS DE LA OZONIZACIÓN EN VIRUS

MedioOrganismoOzono (ppm)Tiempo (segundos)Supervivencia (%)
AirepX1740,044800,1
AguaPoliovirus 10,203601
NDV2,004171Pérez-Rey (1995)
Poliovirus 10,211200,1Roy et al. (1982)
Poliovirus 11,5080,5Katzenelson et al. (1979)
Fago T21,30700,003Katzenelson (1973)
Fago T70,952400,001Lockowitz (1973)
Rotavirus SA-110,25100,001Vaughn et al. (1987)
Hepatitis A1,6650,00001Hall &Sobsey (1993)

Como se puede observar, aún no hay estudios específicos sobre la inactivación de los virus más infecciosos con ozono (como tampoco con otros desinfectantes), por lo arriesgado y costos que son estos estudios.

En un ensayo más reciente (2006) se estudió una serie de fagos, (virus usados como indicadores, como hemos señalado) desnudos y envueltos, con los cuatro tipos de material genético posible: de cadena simple (ARN mc, ADN mc) y de cadena doble (ARN bc y ADN bc), a fin de determinar la capacidad viricida del ozono en distintas condiciones. Ya que el ozono causa daños principalmente en las proteínas de la cápside, se consideraron asimismo virus con diferentes arquitecturas.

La tabla 2 ofrece resultados obtenidos en este ensayo, con una humedad relativa del 55%:

TABLA 2: RESULTADOS DEL ESTUDIO DE LA EFICACIA DEL OZONO EN LA INACTIVACIÓN DE BACTERIÓFAGOS EN AIRE EN 3,8 SEGUNDOS

BacteriófagoMaterial genéticoEnvolturaPara 90% de inactivaciónPara 99% de inactivación
MS2ARNmcDesnudo3,43 ppm6,63 ppm
phiX174ADNmcDesnudo1,87 ppm3,84 ppm
Phi 6ARNbcEnvuelto1,16 ppm2,50 ppm
T7ADNbcDesnudo5,20 ppm10,33 ppm

Puede observarse que en menos de 4 segundos, se consiguen disminuciones del 99% en la carga viral con concentraciones de ozono de 2,5 a 10 ppm.

Tmbién, se debe destacar el efecto que estas concentraciones de ozono en aire tienen en los virus desnudos que, al carecer de envoltura lipídica, suelen ser más resistentes a los desinfectantes. Recordemos que el coronavirus de Wuhan es un virus envuelto, lo que lo convierte en uno de los menos resistentes.

La mayor concentración de ozono necesaria para la inactivación de los virus MS2 y T7 se explica por la mayor complejidad de su envoltura lipídica (180 y 415 moléculas en la cápside respectivamente, frente a las 60 y 120 de los phi X174 y phi 6).

Dosificación de ozono

El diagnóstico inicial, es una etapa importantísima en la determinación del tiempo del tratamiento. Además, se deben tener en cuenta otros factores como el volumen de la habitación, el tiempo disponible para llevarlo a cabo, el grado de desinfección deseado, el nivel de carga biológica contenida en el ambiente, el tipo de patógeno a eliminar, etc.

Esto quiere decir que para realizar una desinfección eficaz de las habitaciones, hay que calcular el volumen del espacio asumiendo que se debe de alcanzar una concentración de ozono de 1ppm y mantenerla durante, al menos 10 minutos.

La alta desinfección del recinto tratado y la eliminación de su característico olor se logra con la correcta administración del ozono, lo que garantiza una un ambiente seguro, fresco y agradable.

Otra de las maneras de aumentar la seguridad de las instalaciones es purificando el agua de uso general, que puede ser una vía de infección una vez contaminada.

El agua ozonizada puede usarse para el lavado de manos de huéspedes y personal, en las tareas de limpieza de utensilios de cocina y superficies. De esta forma se logrará una desinfección eficaz.

Artículos Relacionados

2 comentarios en «El Ozono en la Desinfección. Coronavirus de Wuham y Ozono»

Deja un comentario